PETE KELLY'S SEVEN

 Jazz dentro y fuera de la pantalla

Durante la segunda mitad de los años 50, una banda llamada Pete Kelly’s Seven recorría los clubs de los Estados Unidos. Su historia comienza en 1955, tras el rodaje de una película en la que intervenían, entre otros, Peggy Lee y Ella Fitzgerald, una de las primeras películas musicales presentadas en glorioso estéreo, rodada en Cinemascope, que es, además, una de las películas de gangsters preferidas de Martin Scorsese.



La película, llamada precisamente Pete Kelly’s Blues, está ambientada en el Kansas City de los años 20. Contiene una historia coherente, diálogos ácidos y, a pesar de mostrar algunos personajes tipo como la flapper con dinero enamorada del hombre ajeno a su mundo (en este caso, un músico de jazz) gana peso al mostrar algunos aspectos de la vida de los músicos de jazz en el primer cuarto de siglo, como el interés de la mafia por manejar a las orquestas de éxito, los restaurantes con música en directo (en éste incluso el champán es de garrafa), con la salvedad (impuesta por el mercado) de que en esta trama todos los personajes son blancos. Los únicos negros que aparecen en pantalla (exceptuando a Ella Fitzgerald) lo hacen en un funeral (el cornetista Teddy Buckner canta) que da pie a lo mejor de la historia, la forma en que la corneta de un muerto se pierde tras la ceremonia y acaba en manos de un soldado (Jack Webb) cuando alguien la apuesta a los dados, condicionando así el futuro del personaje.

Ella Fitzgerald aparece como la cantante de un speakeasy (un lugar donde se podía beber durante los años de la Prohibición) llamado Fat Annie’s, y tiene un par de frases. Interpreta el tema del título y, en la pantalla, “Hard Hearted Hannah”. Peggy Lee canta y hace un pequeño pero acertado papel como una cantante alcohólica por el que fue nominada al Oscar. Otro músico que aparece en la película es el guitarrista Herb Ellis, quien toca el banjo acompañando a Janet Leigh (aunque no estoy seguro que la voz que se escucha sea la de ella). Dick Cathcart toca la trompeta doblando al personaje principal, Kelly, interpretado por Jack Webb, que además dirige este largometraje.

Jack Webb, gran aficionado al jazz, llevaba doce años intentando hacer esta película desde que tuvo una conversación con Dick Cathcart, a quien habló del proyecto en 1943 y quien le enseñó a tocar la corneta para la película. Aparte de la reconstrucción de la época (1927) en términos de vestuario y atrezzo, Webb eligió los ritmos de Dixieland para sus músicos en lo que llamó New Orleans Two-Beat (estilo N.O. de dos tiempos).

Aunque en la pantalla aparece un opteto formado por actores (sólo el guitarrista y el saxo son músicos reales), en el que destacan el protagonista (Jack Webb, doblado lógicamente por Cathcart) y Lee Marvin, que interpreta a un clarinetista, el combo real eran Matty Matlock & His All Stars. Estaba formado por Matty Matlock (clarinete), Dick Cathcart (corneta), Moe Schneider (trombón), Eddie Miller (saxo tenor), Ray Sherman (piano), George van Eps (guitarra), Jude de Naut (bajo) y Nick Fatool (batería). En la ficción eran Pete Kelly and His Big Seven, pero, a raíz de los buenos resultados comerciales de la película, comenzaron a girar por los clubs bajo el nombre de Pete Kelly’s Seven con notable éxito; incluso se hizo una serie de televisión de 13 episodios con el mismo título y también con Dick Cathcart doblando al protagonista (en este caso, William Reynolds). El tiempo, sin embargo, los ha borrado del recuerdo. 


El mismo combo con Peggy Lee:

3 comentarios:

Sergio dijo...

No conocía la película pero desde luego es una auténtica joyita, intentaré hacerme con ella.

Edu dijo...

¿Este Webb no es el de Dragnet?

La película es buena, con los actores un poco estirados e inexpresivos, pero grandes diálogos y lotes de buena música.

Félix Amador Gálvez dijo...

Sergio, no te la pierdas. Vale la pena.

Edu, no todos los actores de los 50 eran fabulosos. Quizás el prota es el más "rígido" y menos expresivo, pero va de duro, ya sabes.