CHICO & RITA

Amor, bolero y jazz latino

Cuando aún resuenan los sones del Continental Latin Jazz, el primer festival de jazz latino en España, y se acaba de estrenar Chico y Rita, la película de Trueba y Mariscal, nuestro corazón late a ritmo tropical, como un eco de lo que nos circunda. Este mes de marzo comienza a ritmo del jazz con raíces y ramas (léase mezclas) que es el jazz latino, con su particular forma de sincopar al piano y sus influencias, todas sus influencias africanas, tropicales, españolas... Si nos cabe, y el tiempo nos lo permite, buscaremos este mes algún disco y revisaremos alguna película rescatada en Amazon y la traeremos al blog.

Sin duda, la noticia más excitante de la semana ha sido el estreno (por fin) del visionario largometraje de Trueba, que ha llevado a la pantalla su largometraje animado Chico y Rita en colaboración con el dibujante Mariscal, que manifestó haber cumplido un sueño al convertir sus dibujos en un largo.

La película es una historia de amor entre un pianista cubano (inspirado en Bebo Valdés) y una cantante, pero también es una película sobre el éxito, sobre músicos olvidados, sobre lo que fue La Habana como centro de la música negra y mestiza, y sobre aquello en lo que se convirtió, sobre el jazz de los años 40 y sobre cómo se vivieron los 50 en Estados Unidos, sobre el bebop, sobre los boleros y, en especial, sobre ese titulado "Rita" que compuso Bebo Valdés.

Porque, en realidad, esta historia de amor es un trío. En uno de sus vértices está Trueba, cuya Calle 54 le unió a Mariscal, a quien encargó el cartel de la película, y a Bebo Valdés, pilar de la música cubana. Valdés ha grabado la banda sonora de la película con 92 años cumplidos, dando valor a la experiencia y al sentimiento acumulado, una oferta irrechazable para cualquier aficionado. 


En un principio, Trueba pensó en coger temas de Dizzy Gillespie y de Charlie Parker, pero después decidió sensatamente contratar músicos actuales para recrear el jazz de aquellos años. Trueba ha dicho: “Tenía que encontrar un saxo tenor que tocase como Ben Webster tocaba, o un saxo alto que tocase con el estilo de Charlie Parker, y eso era muy interesante desde el punto de vista de un músico. Tener a Freddy Cole, el hermano de Nat King Cole, fue realmente divertido. Pero la grabación fue tremendamente complicada. Hicimos sesiones en España, Nueva York y Cuba. Fue mucho trabajo. Tuvimos dúos y combos y música Big Band, teníamos secciones de cuerdas...” Pero además de Bebo Valdés, aparecen en la banda sonora Jimmy Heath, Freddy Cole (hermano de Nat 'King'), Amadito Valdés (Buenavista Social Club)...

Estrella Morente interpreta el tema central de la película, "Lily", con el trío de Bebo Valdés (Andy González, bajo, y Steve Berrios, batería). Los músicos que aparecen en la película son Bebo Valdés (que interpreta a Chico), Idania Valdés (como Rita), Freddy Cole (interpretando a Nat King Cole), Jimmy Heath (como Ben Webster), Michael Phillip Mossman (como Dizzy Gillespie), Amadito Valdés (como Tito Puente), Germán Velasco (como Charlie Parker), Yaroldi Abreu (como Chano Pozo), Pedrito Martínez (como Miguelito Valdés)... Casi nada.
Si a esto le unimos el guión y la calidad de los dibujos (especialmente memorables los cuidados escenarios de Cuba y Nueva York y la fidelidad de los músicos que "tocan" en la pantalla), nos sale una película imprescindible.

Aquí les dejo el trailer para abrir boca:
__________________________

4 comentarios:

dizzy dijo...

Estoy deseando ver la película. Veo que Trueba ha empleado músicos que sustituyen a los originales, no como hizo Eastwood en Bird, que regrabó a los acompañantes y después los mezcló junto a Parker.
Tu post me reafirma en el interés por este film. Gracias.

kuto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro González Pollán dijo...

Me pareció maravillosa, y no solo la banda sonora que es una barbaridad, sino la delicadeza con la que un dibujo animado, y esto último hay que recordarlo y tenerlo presente cuando se entra en la sala, toca algunos de los temas menos explorados de la música cubana y de algunos de sus grandes genios.
La discriminación, el exilio, la dureza de la vida en una América a la que no estaban acostumbrados, y sobre todo el aporte de la música cubana a las raíces de los en aquel momento nacientes fenómenos musicales norteamericanos, es algo que se agradece el poder ver reflejado aunque sea en un dibujo animado.
A mí me encantó, y además me tocó la fibra, ya que soy cubano y tengo una relación muy estrecha con una época y unos relatos que me hacen retrotraerme a momentos poco conocidos de la historia musical de mi tierra. El conocer lo que hay detrás de muchos de los nombres que se mencionan en la película, y el haber vivido y conocido la realidad de muchos de los lugares que en ella se mencionan, te dan una dimensión diferente de lo que en ella se narra y te permiten apreciarlo en toda su extensión y sensibilidad.
Creo que no se pierde el tiempo en verla, sobre todo si se ama la buena música y se quiere contemplar un hermoso homenaje a algunos de los protagonistas de una de las etapas más importantes y hermosas de la historia musical tanto cubana como norteamericana.

Gatopardo dijo...

Fuí el primero en entrar en el cine el día del estreno en Santander, nunca me arrepentiré.
Una definición:hermosa