MILES MILES MILES

Rarezas de entre las tinieblas

Miles Davis fue un tipo único y cualquier anécdota que se cuente de este príncipe de las tinieblas puede sonar cierta por muy disparatada que sea. Cuando se van a cumplir 50 años de ese milagro que fue, es y seguirá siendo Kind of blue, al cual Cifu dedicó el otro día su programa de Radio 3, me gustaría constatar con vídeos algunas rarezas de Miles que, por muy mal que las cuente siempre parecerán ciertas.

Dejémoslo en imágenes con ese otro milagro archivístico y universal que es Youtube:

Miles anunciando con su voz oscura un scooter de Honda:



Un video raro de So what:


Una entrevista inclasificable:



Y, finalmente, un cameo:



_______________________________
La foto de arriba es de Jeff Sedlik.

8 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Coincido contigo y con la forma de presentar a Miles.
Un abrazo.
Alicia

grandesygrandes dijo...

Miles!!!

Un grande, no??



Saludos Felix!

Dr.Krapp dijo...

Supongo que habrá bajado la venta de motos Honda tras el spot. Respecto al segundo, el sonido no se corresponde con la imagen; posiblemente alguno de los "amigos" que dejó Miles por el mundo se vengó de esta manera.

Troglo Jones dijo...

El eterno Miles. No me gusta verle anunciar motos, pero había que aprovechar el tirón.

John McLaughlin comentaba que se pasó un año entero escuchando "Kind of Blue".

Salud.

Manuel dijo...

Coincido contigo en que Kind of Blue es una pieza capital del jazz, casi una leyenda. Un antes y un después de la historia del Jazz. He leido tu magnífico post dedicado al disco. Poco tengo que añadir. Me has dado una idea: tengo el vinilo de Kind of Blue y creo que volveré a desempolvarlo para escucharlo. Con respecto a Miles, bueno... su última época de "divo"..no sé. Yo lo vi en directo en Sevilla allá por los años 80 y me decepcionó. Aunque hay discos como Tutú o Decoy que me gustan.Un saludo.

Ricardo Mena dijo...

Kind of Blue condensa los elementos esenciales del jazz, esto es, improvisación modal sobre acordes, y el sentimiento blues.

Álbums como "Seven Steps to Heaven" o "Nefertiti" con Wayne Shorter, Hancok y Tony Williams, se alejan de ese patrón, de modo que lo que se gana en ritmos funkies bailables, se pierde en sentimiento blues.

El Arte del blues sirve como catarsis, como limpieza del alma frente al dolor y el sufrimiento de la existencia, como recomendaba Aristóteles que era el fin de toda buena tragedia.

Gamar dijo...

Solo lo había escuchado y la verdad es que prefiero seguir con la imágen que me trasladaba su música.
Saludos desde muy lejos.

darklord dijo...

"Kind of Blue"...recuerdo haber estado como hipnotizado por este disco por no se cuanto tiempo...era lo único que podía escuchar...aún hoy cunado lo hago con mis hijos al lado (tengo 2, de 10 y 7 años) los dos exclaman al unísono "Eso ES Jazz". Obviamente que es mi interpretación la que pone el "ES" en mayúsculas, pero que ellos siendo tan pequeños puedan decirlo, ya para mi es una alegría tan grande como incalculable. Hermoso blog. Te añado al mío, saludos desde la lejana Argentina.