STING

El crooner rubio


En 1985 el cantante de The Police sorprendió al mundo con un primer disco en solitario en el que el 90% de los músicos de estudio eran jazzmen. Brandford Marsalis era una de las luminarias que aparecen en los créditos de aquel disco titulado The dream of the blue turtles. Al año siguiente, el tema instrumental que da título al álbum fue nominado a los Grammys como mejor interpretación instrumental de jazz. A los que seguíamos a The Police, nada de esto nos traía de nuevo; sabíamos que Sting comenzó en combos de jazz como los Phoenix Jazzplayers y la Newcastle Big Band, y que cuando llegó a The Police provenía de un grupo de jazz fussion llamado Last Exit que llegó a tocar en el Festival de Jazz de Pau (Francia) y en el de San Sebastián, y habíamos visto a este inglés rubio improvisar con el bajo acústico en una escena de la película Stormy Monday, donde interpretaba al dueño de un club de jazz. Dos años después, el mismo Gil Evans colaboró en un tema de Sting: "Little wing", incluido en su álbum ...Nothing Like The Sun (1987).

Aparte de esta nómina de instrumentistas de jazz que han participado a sueldo en sus giras y discos, Sting ha llevado a cabo colaboraciones muy puntuales con músicos de jazz al margen de sus discos. Aparece en el último de Herbie Hancock, pero todos recordamos apariciones como en el insufrible "You’re under arrest" junto a Miles Davis o su participación vocal en "It Ain’t Necessarily So" de la versión que Joe Henderson hace de Porgy & Bess, e incluso ha introducido composiciones jazzísticas instrumentales en sus álbumes, como la citada "The Dream of the Blue Turtles" o la cara b "Ghost in the Strand". Recientemente, no son pocos los jazzmen que han grabado (con o sin Sting) temas suyos. Particularmente curiosa (aunque no 100% jazzy) es la recopilación Verve plays Sting, donde aparecen entre otros Cassandra Wilson, Freddy Hubbard, Dianne Reeves y John Scofield.


Aparte de las colaboraciones de Sting en discos de artistas de jazz, estos son algunos de los músicos que han intervenido en los discos de Sting como cantante:

Chris Botti, trompetista (Frank Sinatra, Michael Bublé, Roy Hargrove), con varios discos como líder; Hiram Bullock, guitarrista (David Sanborn, Miles Davis, Gil Evans); Mino Cinelu, baterista (Wayne Shorter, Weather Report, Miles Davis, Bill Evans); Vinnie Colaiuta, baterista con varios discos en solitario (Chick Corea, Herbie Hancock, Quincy Jones); Gil Evans colaboró con su orquesta y sus arreglos en la versión de Little wing que aparece en el álbum Nothing like the sun (1987); Clark Gayton, trombonista (Hiram Bullock, Jaco Pastorius); Omar Hakim, hijo del trombonista Hasan Hakim (Duke Ellington, Count Basie), había trabajado como baterista de Weather Report del 82 al 85, fecha en que se separaron; Darryl Jones, bajista (Miles Davis, Mike Stern, John Scofield, Steps Ahead, Headhunters); Manu Katché, baterista (Al di Meola, Jan Garbakrek); Kenny Kirkland, pianista (Don Alias, Michael Brecker, Stanley Clarke, Dizzy Gillespie, Arturo Sandoval, John Scofield); Brandford Marsalis, saxofonista, el mayor de los cuatro hermanos Marsalis, había grabado con los Art Blakey's Jazz Messengers, entre otros, y ya tenía éxito como líder cuando grabó con Sting; Christian McBride, bajista acústico (Roy Hargrove, Freddie Hubbard, Diana Krall); Janice Pendarvis, vocalista (Randy Brecker, Michael Brecker, Steps Ahead); Jason Rebello, pianista (Wayne Shorter, Gary Burton); David Sancious, pianista (Stanley Clarke, Steps Ahead, Michael Brecker); Vinx, baterista (Herbie Hancock, Branford Marsalis).

Aunque en los últimos años Sting viene siendo habitual de festivales de jazz como el de Montreux, el repertorio que toca en estas ocasiones es rock. Para buscar su lado jazzy hay que verlo en concierto o escrutar los créditos de sus discos (especialemente bootlegs). Sin embargo, la conexión de Sting con el jazz es tan profunda que no me resisto a incluirlo en mi nómina de cantantes de jazz. No es un crooner al uso, eso es evidente, pero ha grabado tantos standards...


Esta es una pequeña selección de standards que Sting ha grabado como solista hasta la fecha (salvo error u omisión): 

· "It Ain’t No Necessarily So" (Gershwin/Gershwin) en el disco de Joe Henderson Porgy & Bess (1997)
· "My Funny Valentine" (Rodgers/Hart) en el álbum Sting at the movies (2005)
· "Someone to watch over me" (Gershwin) para la película La sombra del testigo (1987)
· "Strange Fruit" (Allen/White) grabado junto a Gil Evans en el Festival de Jazz de Peruggia de 1987
· "Mack the knife" (Weill/Brecht/Blitzstein) del álbum Lost In Stars: The Music Of Kurt Weill (1985)
· "In The Wee Small Hours Of The Morning" (Mann/Hilliard) en el álbum de Chris Botti Slowing down the world (1999)
· "Ain’t no sunshine" (Bill Withers) lo grabó en el 92 en el concierto de la MTV y junto a David Sanborn en el disco de éste titulado Inside (1999)
· "Round midnight" (Monk) lo ha grabado varias veces, pero me gusta en el álbum de Andy Summers Green chimneys-The music of Thelonius Monk (1999)
· Tres temas: "Angel eyes" (Dennis/Brent), "It’s a lonesome old town" (Kisco/Tobias) y "My one and only love" (Mellin/Wood) para la película Leaving Las Vegas (Mike Figgis, 1995)
· "Windmills of your mind" (Legrand/Bergman/Bergman) en la BSO de El secreto de Thomas Crown (1999), versión del tema con el que Noel Harrison ganó el Oscar a la mejor canción en 1968 en la primera versión de este film.
· "How insensitive" (Gimbel/Jobim) a dúo con Antonio Carlos Jobim en su disco Brasileiro (1995)
· "She walks this Earth/Soberana rosa" (Lins) en el album A Love Affair, homenaje a Ivan Lins (2000)
· "Summertime" (1993) lo interpretó durante la gira Night of the Proms en Los Países Bajos en el 93, con big band.
· "You don’t know what love is" (Raye/De Paul) en el disco del trompetista Guy Barker What Love Is (1998)
· "Nice work if you can get it" (Gershwin/Gershwin) en el disco homenaje The glory of Gershwin.
 
Puede que a muchos les choque, especialmente porque Sting tiende más a la melodía que a la síncopa, pero por todo lo anterior y por esa voz rota que merecería haber nacido negra y en otra época, no tengo dudas al admitir que Sting no es sólo un jazzman de corazón sino que es mi vocalista de jazz, mi crooner vivo preferido.

7 comentarios:

victux dijo...

No tenía idea de la afinidad de Sting con el Jazz. Tendré que escucharlo para convencerme...

Félix dijo...

La verdad es que si algo tenemos en común Sting y yo son dos cosas: una, que amamos el jazz; dos, que cantar jazz no es lo nuestro.

No quiero decir con esto que Sting no sirva para cantar jazz, pero no tiene, no sé, ese sentido del ritmo, aunque siendo quien es le sobren tantas invitaciones para cantar con jazzmen de verdad. A pesar de todo, me gusta.

JKasker dijo...

Soy seguidor de Sting desde hace bastantes años y desde luego te has documentado muy bien y has explicado perfectamente las conexiones de Sting con el jazz. Mucha gente no sabe q su primera banda fue de Jazz y se llamaba "Last exit". Cuando pisaron España en el año 75 nadie apostaba ni un duro por ese joven barbudo q no hacía más q desafinar.

Un saludo.

JKasker dijo...

Por cierto Félix, tu q eres un apasionado y un entendido del Jazz, sabrías decirme donde podría encontrar documentación sobre las viejas bandas de jazz de Sting, "Newcastle Big Band" y "Last Exit". Necesito sobre todo encontrar información o recortes de sus actuaciones en España.

Si sabes algo, comunicamelo.

Muchas gracias y un saludo.

Ferrán Blasco dijo...

Hola Félix,
No sé si recuperas comentarios en posts antiguos, supongo que sí y por ello quiero expresar mi más firme protesta porque hablas del You're under arrest como un disco insufrible.
Por lo que te voy leyendo y conociendo te creo más afín a Chet Baker que a la última etapa de Davis, pero ¿insufrible?, es un disco que me gustó poco cuando salió, pienso que está mal arreglado, que Davis estaba un poco desconcertado en su busca de nuevos caminos y que el funky que quiere hacer sonar no está bien trabajado para lo que él sabía hacer, con el tiempo he llegado a apreciarlo y hasta las baladas me han hecho pasar buenos momentos, me parece una buena herramienta para hacer entrar en el Jazz a personas poco propensas. En fin, que si hubieras dicho flojo o incluso, de los peores discos, me hubiera callado. Me ha hecho saltar el epíteto que has usado, no es bueno que alguien con tanto predicamento en el tema lapide de esa manera una obra que no es tan mala. Esa es mi opinión que no pretende más que desahogarme (ver a Miles al lado de ciertos adjetivos me produce cierto horror ;) )
Saludos

Félix Amador-Gálvez dijo...

Ferrán, no sé si te llegará de vuelta este comentario.

Chet Baker me gusta sólo en determinados momentos. No es comparable con Miles Davis en ningún sentido. Has elegido un ejemplo inadecuado. Hay trompetistas que me seducen más.

En cuanto al disco en cuestión, lo que me parece realmente insufrible es la canción en la que participa Sting. El resto del disco es como toda la etapa eléctrica de Miles, un desbarajuste propio de su incapacidad para estar quieto, de su odio al inmovilismo musical. Quizás es de los discos que menos me gusta de su etapa eléctrica.

Aunque me gusta más el Miles de los 40 y 50, la etapa posterior es la que más oigo, quizás porque nunca me deja satisfecho y sigo buscando ese nexo con mi alma, y también la época sobre la que más he escrito en este blog. Nada en contra, pues, pero sí contra la canción en cuestión y sobre ese Sting en particular.

Ferrán Blasco dijo...

Hola Félix,
Como sé que eres un tipo formal me he interesado en ver la respuesta, me disculpo por la lectura acelerada que me ha hecho entender lo que no era. Me hace gracia que ambos escuchemos a Davis en sentidos contrapuestos (no sé si has leído mi entrada sobre el salvajismo en las cuerdas para comprobar cual es el Davis que me interesa más, o con el que más me identifico), tú prefieres el bebopero y cool y yo el modal y fusionm pero ambos escuchamos más la franja del otro. Te confieso que cada vez hay menos distancia entre uno y otro Miles en mis preferencias, sus quintetos son prodigiosos y en general es que no hay Miles que no me guste.
Respecto al tema en cuestión convengo contigo, y en todo el álbum en general, es una pieza menor, lo que pasa es que suena el metal del maestro y yo ya me entontezco.
Saludos y gracias por contestar
Por cierto a mí Sting me deja bastante frío pero tal vez porque no lo he investigado suficiente, lo vi con Police en la primera gira que dieron y me divertí un montón, Summers es un guitarrista prodigioso (en eléctrico, claro), pero desde ahí ya no le he escuchado nada que me interese.