SONGBOOK

GEORGIA MANCIO & ALAN BROADBENT, Songbook (Roomspin Records , 2017)

Imposible seguir a Alan Broadbent a la velocidad que continúa moviéndose su carrera en la edad... de la experiencia. Tras su enorme disco para trío de jazz y orquesta Developing Story (Eden River, 2017), nos llega un nuevo álbum, más íntimo pero no menos seductor, trío de piano y voz con la cantante y letrista británica Georgia Mancio. El disco se llama Songbook y habla de momentos vitales a través de emotivas y evocadoras letras, que encuentran en el piano un interlocutor perfecto.

Dice la crónica que Mancio conoció a Broadbent cuando éste tocaba con Irene Kral hace 20 años, y que colaboran juntos desde 2013; también que, unidos por una pasión común hacia la música de Gershwin y de Rodgers & Hart, el pianista pidió a Georgia Mancio que pusiera letra a una de sus composiciones para Quartet West, la formación en la que Broadbent había trabajado con Charlie Haden, Ernie Watts y Larance Marable. El tema era "The Long (Last) Goodbye" y aparece en el álbum junto con otras 11 canciones escritas en un periodo de nueve meses.

Foto: Carl Hyde
Como a Alan Broadbent ya le conocemos y le admiramos e intentamos seguirle en todas sus prolíficas aventuras, vamos a intentar describir las sensaciones de descubrir en Songbook a una cantante y letrista de la que (lamentamos) no teníamos noticias hasta ahora.

Foto: Andy Sheppard

Georgia Mancio tiene en la garganta esa elegancia de las grandes cantantes de la Historia del Jazz. No grita, no se desgarra ni hace florituras ni scat a toda voz, sino que es de esas Damas del Jazz que esgrimen la fluidez y la naturalidad como arma, que suenan a terciopelo y lucen su voz como un vestido de noche, largo, sinuoso, espectacular pero discreto. Imposible no dejarse seducir por su cadencia. Desde la sencillez del tema que abre el álbum ("The Journey Home") vemos una comunión perfecta entre la belleza de las frases del piano y las de la cantante. Delicias posteriores como "Hide Me From The Moonlight" o la triste y nostálgica "Lullaby for MM" confirman estas sensaciones.

Incluso en temas rítmicos y cálidos como la bossa "Someone's Sun", mantiene esa sutileza. Juega con las notas altas por momentos, como haría un pianista en un solo, pero siempre contenida y elegante. Por cierto, el solo aquí de Alan Broadbent en embriagador en su sencillez (al fin y al cabo, la bossa no deja de ser un cliché). Con esta información, se podría decir que un tema de bebop como "One For Bud" (homenaje evidente a Bud Powell) sería un desafío para esta cantante, incluyendo la dificultad de escribir una letra, pero sabe llevarlo a su terreno y construir un buen tema vocal. Habría que destacar también la alegre "Just Like A Child" por el delicioso interplay entre ambas voces, la de Mancio y la de Broadbent, como si realmente cantaran a dúo, y por el solo de piano.

En resumen, una formación de esas que nos gustaría ver en directo. En el álbum, el trío que acompaña a la cantante lo completan Oli Hayhurst al contrabajo y Dave Ohm en la batería y la percusión, aunque en directo se suele ver a Mancio y Broadbent a dúo. 


____
* www.georgiamancio.com

* www.alanbroadbent.com

No hay comentarios: