VIRTUDES DE LA ALQUIMIA MODERNA

ROBERT MENZEL, Alchemy (Two Rivers Records, 2016)


A la primera escucha, el saxofonista Robert Menzel (Dresden, 1980) resulta un tenor con una expresividad cercana al Joe Lovano de los mejores momentos. En su álbum de debut como líder, titulado Alchemy, nos presenta una propuesta compleja, oscura, enigmática y, a la vez, narrativa y fácil de entender. Formato de cuarteto, composiciones originales, muy libres en su desarrollo, y al frente, un músico prometedor.

Menzel
Como hemos dicho, los temas del álbum son composiciones originales de Robert Menzel, temas de un jazz inquieto, moderno y burbujeante (pero no acelerado), un jazz libre que no renuncia a la belleza ni a la emoción, y que se apoya en un cuarteto efectivo y sobrio donde sobresale de manera natural la forma de tocar de Menzel, con mucho color y expresividad, casi como si tocara un alto en lugar de un tenor, con un gran dominio técnico y poniendo las notas justas sin derroches. A su lado está el pianista Clemens Christian Pötzsch. Queda patente la comunicación musical entre tenor y piano, entre Menzel y Pötzsch, dos músicos que se conocen desde pequeños y que, juntos, defienden el paradigma de lo que es y debe ser un cuarteto con saxo y piano. Con composiciones originales, melodías desarrolladas con paciencia y sin prisas, a veces muy expresivas, a veces minimalistas, Alchemy es una propuesta moderna para degustar despacio.

El disco despunta con "Wind of Change", un tema intenso donde la base rítmica (Pötzsch al piano, Robert Lucaciu al bajo y Philipp Scholz en la batería) lo pone todo para conseguir una atmósfera espectacular, dura, que parece interminable, para luego embelesarnos con un impagable solo de piano que tiene acentos de McCoy Tyner en algún momento y que vale la pena escuchar. El resto del álbum es más pausado rítmicamente pero igualmente intenso. La química entre los músicos refleja la mezcla de influencias y estilos y es imposible dejar de prestar atención, especialmente cuando se vuelve introspectivo ("Kühl Und Distanziert", "The Stupidity of Modern Man") y da la oportunidad a los músicos de expresar sus distintas personalidades. Nos gustó en especial poder escuchar al bajista Robert Lucaciu desarrollar su solo con toda la serenidad que merece "Strange Ways", como una promesa de lo que el solo de Menzel nos traerá después.

Aquí pueden escuchar "The Stupidity of Modern Man" aunque, del cuarteto del disco sólo están los solistas, Menzel y Pötzsch. Que lo disfruten.


No hay comentarios: