NUEVAS MARAVILLAS VOCALES

¡Grita, hermana, grita! ( +entrevista )

Claro que, en casa, gritar era otra cosa, eso por lo que mamá nos reñía fuera la hora que fuera. No, lo que hacen Helena Amado y los hermanos Padilla, Paula y Marcos, es otra cosa. Usando uno de los instrumentos más complicados y exigentes (la voz humana) en sus respectivas afinaciones (soprano, alto y tenor) interpretan una faceta olvidada del jazz en Shout, sister! (Discóbolo, 2012), uno de los discos más dinámicos y valientes que podamos encontrar en el flácido panorama jazzístico nacional, a menudo tan falto de swing, y lo hacen con una música que parece divertida a la primera escucha porque invita a bailar, pero que está hecha en serio, dada la complejidad que conlleva. Juzguen si no en el video que sigue. 

Más abajo encontrarán una entrevista a Paula Padilla, vocalista de O Sister! en la que responde a las diversas curiosidades que el peculiar repertorio, que avanza con respecto al disco anterior incluyendo nuevos elementos vocales y nada menos que doce temas, entre los que están el eterno "Minnie the Moocher" y las contagiosas rimas de Cole Porter ("Anything Goes"), por poner algún ejemplo.

O Sister! interpretando a pie de calle en Madrid uno de los temas 
del primer disco, "Roll On, Mississippi, Roll On", 
con los mismos instrumentos que en sus conciertos, sin trampa ni cartón


Entrevista a Paula Padilla, 
vocalista de O Sister!


J,ER:  Declaráis a las Boswell Sisters como vuestra principal influencia pero, ¿cómo llegan unas chicas andaluzas a esta influencia tan alejada temporal y culturalmente?

Paula Padilla: Probablemente tengan mucho que ver todas las películas clásicas que vi de pequeña, y que de siempre he sentido fascinación por lo que ocurrió en los Estados Unidos, tanto cultural como históricamente, durante los años 20 y 30.

Un día, investigando sobre grupos vocales de la época, y gracias a un disco propiedad de mi padre, descubrí a The Boswell Sisters, un trío de hermanas que me dejó con la boca abierta… Me costaba creer que algo tan antiguo sonara tan actual e innovador musicalmente y tan divertido! De ahí surgió la idea de crear este grupo.

Por otra parte siento que existe mucho paralelismo con aquella época y la que estamos viviendo ahora en muchos sentidos (social, económico…). Además da la casualidad de que Sevilla y New Orleans son ambas ciudades del sur y con río, alguna conexión habrá por ahí? ;)

J,ER:  Adivino que no es sólo una elección estética. En todo caso, para cantar como lo hacéis hace falta una formación y unas facultades extraordinarias... ¿De dónde salen? Y, ¿cómo os las arregláis si las Boswell eran un trío?

PP: Mi idea primera era formar un grupo de mujeres, me apetecía mucho como una manera de reivindicar el papel de la mujer en el jazz, ya que lamentablemente sabemos que muchas compositoras e intérpretes no han logrado tener el lugar que merecían en la historia.

Así que llamé a mi compañera Helena, con la que ya había compartido otras formaciones vocales. Ella tenía más experiencia en música clásica pero ya había tanteado otros estilos y yo, conociendo bien su voz, sabía que se adaptaría perfectamente al proyecto.

Las dos estuvimos pensando en una tercera componente pero se nos hacía difícil dar con la persona adecuada.

Finalmente descartamos la idea de hacer un trío totalmente femenino y decidimos incorporar a mi hermano Marcos, pensando en que al tener un timbre agudo (tan acorde con el sonido de los crooners de los 30) no tendría dificultad en adaptarse a las armonías. En seguida nos dimos cuenta de que fue una decisión de lo más acertada.

Los tres cantantes además compartíamos ya otro grupo, proyectoeLe, una formación de música contemporánea donde siempre ha tenido mucho lugar la experimentación vocal, eso nos ha ayudado mucho a la hora de enfrentarnos con este repertorio.

Por tanto ya teníamos adquirida la experiencia necesaria a nivel técnico, de afinación, etc. Luego fue un trabajo más de adaptación al estilo, pero en seguida los dos quedaron enamorados del sonido Boswell y pusieron tanto empeño como yo en aprender de ellas. 

J,ER: ¿Hay lugar para la improvisación?

PP: Claramente esto no es un grupo de jazz al uso, hay una serie de elementos que deben estar preestablecidos pues los temas tienen muchos cambios de tempo y de carácter y además tenemos la dificultad de cantar en armonía y que esas armonías vocales encajen con lo instrumental. Las líneas melódicas están muy estudiadas y a menudo nos paramos analizar esas cuestiones en los ensayos. Cuando tenemos partes de solo es fácil improvisar pero cuando estamos tratando de hacer un arreglo a tres voces está claro que es más complicado.

Pero sí hay sitio para la improvisación y el juego, y de ahí es de donde surgen la mejores ideas! :)

Usamos los ensayos para probar cosas que luego introducimos como un nuevo arreglo armónico. De hecho, nos gusta mucho ir transformando lo temas que llevamos mas tiempo tocando y en cada encuentro introducir un nuevo arreglo.

J,ER: ¿Qué hay de nuevo en vuestro nuevo disco?

PP: Para empezar, en nuestro primer disco era la primera vez que tocábamos con Camilo y con Pablo (contrabajo y batería respectivamente), ya que el grupo empezó siendo un cuarteto formado por las tres voces y la guitarra de Matías. Ahora han pasado tres años desde esa primera grabación, ellos ya forman parte estable del grupo, y creo que se nota en que la relación del trío vocal con la base rítmica instrumental es más coordinada y compacta, que hemos llegado a tener esa complicidad que consiguen los músicos cuando se entienden a un nivel muy alto tanto musical como personalmente. 

Por otra parte está la experiencia adquirida en estos años trabajando sobre el estilo, que hace que cada vez nos atrevamos más a probar nuevas cosas. Para este disco hemos armonizado y arreglado temas de la época de los que difícilmente encontraremos versión a tres voces (como Puttin on the Ritz, Anything Goes o Dream a Little Dream of Me) influenciados por la forma de entender la música de las hermanas Boswell, referencia principal del grupo, pero añadiendo también temas ajenos a su repertorio. Creo que hemos encontrado nuestro propio estilo más allá del simple revival, un estilo en el que también entran en juego factores extra-musicales (somos un grupo muy teatral).

J,ER: Este segundo CD, como el primero, está grabado en estudio a la antigua usanza, esto es, con todos los músicos tocando al mismo tiempo, casi en directo. ¿El motivo principal es musical, logístico o sentimental?

PP: El motivo principal es que queríamos sonar lo más parecido posible a cómo sonamos en un concierto, ya que consideramos que somos una formación esencialmente de directo. Por otra parte estamos hartos de escuchar grupos de swing (incluso de swing vocal) que graban a la manera moderna y el resultado casi siempre resulta edulcorado y tan perfecto que pierde la gracia. Nos gusta la imperfección ;)

J,ER: ¿Cómo recibe el público estas dosis de nostalgia? ¿Es diferente la reacción del público aficionado al jazz a la de otros tipos de público?

PP: Es posible que el público aficionado al jazz (sobretodo al jazz moderno) tenga ciertos prejuicios, parece que hay que estar serio y estirado para escuchar música de calidad. Nosotros no compartimos esa idea y creemos que ya es hora de devolver el humor a una música que nació como medio de diversión.

Pero por lo general la gente reacciona muy bien, al principio se quedan boquiabiertos y después encantados y felices por poder viajar durante una hora y pico a lo que imaginan podía haber sido un concierto en alguna sala de la época.

J,ER: No paráis de hacer bolos, según informa constantemente vuestra página de Facebook. Con tanto ir y venir, ¿cómo conseguís seguir sonando tan frescos como en el disco? 

PP: Precisamente el rodaje en los conciertos es lo que te da tablas y hace que el grupo esté vivo y suene cada vez mejor porque nos conocemos musicalmente mejor entre nosotros, nos vemos más sueltos para improvisar, etc. Además, el contacto con el público es lo que nos da la vida :)

J,ER: Es evidente que las voces son las protagonistas en el repertorio de O Sister! ¿Cómo influye esto en el trabajo de los instrumentistas? Hablemos de ellos.

PP: Creo que te lo he respondido un poco ya en la pregunta 3 ;) Sin duda ellos son los que más sufren los cambios de tempo que tienen las canciones de nuestro repertorio, pero viniendo de hacer sobretodo jazz más moderno se han adaptado a la perfección al estilo. Por lo demás, prácticamente todos los temas tienen su parte instrumental donde se encuentran más libres para improvisar y pueden aportar más en cuanto a los arreglos del grupo.

J,ER: Para terminar, nos gustaría saber a qué aspira O Sister! ¿Dónde ve Paula Padilla al grupo dentro de, digamos, veinte años?

PP: Buf! Eso son muchos años! No tengo ni idea, la verdad, soy más de vivir el día a día. Sólo espero que podamos seguir dedicándonos a la música.

Eso sí, tenemos un sueño para el cual esperamos que no tengan que pasar 20 años: Tocar en New Orleans!

_

  O Sister! presentan su disco el sábado 26 en el Teatro Alameda de Sevilla



O Sister! son:
Helena Amado, voz (soprano)
Marcos Padilla, voz (tenor)
Paula Padilla, voz (alto) y ukelele
Matías Comino, guitarra y banjo
Camilo Bosso, contrabajo
Pablo Cabra, batería

_________
* Más sobre el grupo en su web: http://osister.es/

** Pueden escuchar el disco o adquirirlo en:

*** Las fotos son de Juan Luis Morilla.

2 comentarios:

Manu Grooveman dijo...

Qué ilusión ver a un grupo que admiro tanto de nuevo por aquí! ;)

O Sister, son sin lugar a dudas uno de los mejores grupos de jazz que hay en España. Prejucios aparte...

Me alegro mucho de que les vaya bien. Se lo merecen. Y ni qué decir tiene que comparto al 100% su discurso de que el jazz puede ser divertido...

Ojalá nos veamos todos en New Orleans algún día...

Un saludo Félix!

Dr.Krapp dijo...

Estoy escuchando este segundo disco en el Spotify y hay que reconocer que suenan como aquellos viejos discos de pizarra. Es decir que no son simples versiones ya que también han sabido absorber la vieja atmósfera de antaño.