FEEL LIKE GOING HOME

El blues según Martin Scorsese

No sólo de jazz vive el hombre que firma estas líneas. Entre las numerosas manfiestaciones ruidosas que ambientan la banda sonora de mi vida está el blues, por poner un ejemplo. No se le dedican aquí más artículos porque esto es un blog de jazz y porque ya hay numerosos (y algunos muy buenos) blogs de aficionados al blues. Sin embargo, he comenzado a ver la serie documental The Blues de Martin Scorsese y me he quedado impresionado por la calidad tanto documental como cinematográfica del primer capítulo, titulado Feel Like Going Home, que firma el propio firma Scorsese, que ya dirigió otros filmes centrados en la música (The Last Waltz, Shine a Light).


El blues es la raíz. Todo lo demás son los frutos.
(Willie Dixon)


El guión de Feel Like Going Home es de Peter Guralnick y cuenta con el músico Corey Harris como conductor. Harris, a propósito de John Lee Hooker, comenta al comienzo del documental: "Qué sonido, que sensibilidad. Mi abuelo la llamaba música de pecadores; otros la denominaban música del diablo.[...] Escuchándola, llegas a sentir la sangre y el fango del Mississipi." Con este espíritu, Harris viaja a lo largo de este río, cuna del blues, entrevistando a músicos y entendidos, desvelando las raíces de esta música negra fundamental. Algunos músicos y sus testimonios recuerdan cómo era la vida en el campo en su juventud, anterior a la II Guerra Mundial, avalando la esencia de su música con el poder de un testimonio de miseria, incertidumbre y esa rara forma que adquirió la esclavitud en América cuando ya (legalmente) estaba abolida. Algunos de ellos fueron filmados interpretando blues expresamente para el documental: Keb' Mo', Taj Mahal, Willie King, Salif Keita... mientras que otros aparecen en imágenes de archivo igualmente valiosas (John Lee Hooker, Muddy Waters, Son House, Lead Belly...).



Valdría la pena hablar de blues aunque sólo fuera porque es una de las bases en las que se asienta el jazz, pero tiene tantos puntos en común que en muchos casos los límites se difuminan. La raíz esencial, el sentimiento negro, con todo el significado que esto puede tener, es un concepto más amplio de lo que parece. El sufrimiento es el ingrediente fundamental de esta música que, como cita el autor, nació en los húmedos campos de Norteamérica, en esquinas polvorientas y en los bares de carretera del Sur profundo. 
La palabra "blues" se ha usado durante siglos [en inglés, obviamente] como un sinónimo de melancolía o depresión. La música de blues, como escribe el crítico Albert Murray, es algo completamente distinto: "Con todas sus llamadas notas tristes y su sobrecarga de tristeza, la música de blues en su naturaleza y función no es otra cosa más que una forma de diversión". No importa cómo de sombrío sea el contenido de una canción de blues, si habla de dolor, pérdida, ansiedad, miedos, la canción es una afirmación de la vida, no un lamento. (1)
Tengo que visionar el resto de los episodios. Algunos de ellos están dirigidos por cineastas (Wim Wenders, Clint Eastwood, Mike Figgis). Tengo que verlos para profundizar en la raíz del jazz, porque el blues tiene un componente sentimental y de vivencia personal que se pierde en muchos estilos de jazz, porque también es, por encima de todo, música de narradores de historias, música documental.

_______________
(1) La cita es del libro Jazz, The Great American Art de Gene Seymour. La referencia a Albert Murray corresponde a su libro Stomping The Blues. 

* En la web oficial de la serie podrán encontrar una interesante lección sobre el blues de 12 compases, otra de las músicas fundamentales del jazz:  www.pbs.org/theblues/classroom/essays12bar.html

5 comentarios:

Sergio DS dijo...

No conocía el documental, excelente sugerencia. Gracias.

Ferrán Blasco dijo...

Hola Félix,
Menuda pinta que tiene la serie, con la excepción de Wenders (que a parte de la preciosa París, Texas, no le he visto nada demasiado excitante) los directores son muy buenos y apasionados de la música. En el caso de Scorsese, te has dejado el No direction home, el tipo ha declarado en más de una ocasión que le gusta más la música que el cine, que ya es decir!!
Bird de Eastwood y Stormy monday de Figgis (con banda sonora del propio Mike) también nos dan muestra del la pasión que tienen por la música ...
Y todo ello hablando de Blues!!!
Tengo que pillar esa serie pero ya, muchas gracias por la información y por la entrada.
Saludos

Gatopardo dijo...

Este magnífico documental obra desde hace tiempo en mi poder, lo que desconozco son los títulos de los demás capítulos.

Dr.Krapp dijo...

He logrado ver casi todos los documentales de esta seria. El primero es muy bueno como dices, pero no te pierdas el dedicado por Eastwood al piano de blues aunque por ahí aparecen también músicos más vinculados al jazz que al blues. El de Figgis si no recuerdo mal está dedicado al blues británico. Luego hay otro en que un músico, no recuerdo su nombre, viaja a África y se encuentra con músicos que practican una forma de blues africano. Creo que por ahí estaba el fallecido Ali Farka Touré.

Manu Grooveman dijo...

El blues es el origen de todo... Tengo la serie de Scorsese pero justo el que describes no lo he visto. Coincido con el Dr. Krapp que el de Clint Eastwood dedicado al piano es una joya, sobre todo por su entrevista con Ray Charles.

Desde luego que el blues es la base del jazz... Me quedo con el párrafo introductorio del fantástico libro de Ted Gioia sobre blues:

"Cuando tenía veinte años, pensaba ingenuamente, que poseía un profundo conocimiento del blues. Me había formado como pianista de jazz moderno y había estudiado las progresiones de acordes y las sustituciones armónicas [...] Sin embargo, tal como lo veo pasado el tiempo, mi conocimiento no pasaba de la estructura del blues. De su sentido y vitalidad interior, entendía muy poco. Ignoraba los aspectos esenciales de la música que estaba tratando de asimilar e interpretar".

Saludos!