BLUE CHRISTMAS

(To Whom It May Concern)

No ha sido un buen año y, en esta época en la que todo el mundo hace repaso del año y saca a relucir (o a catalogar) lo mejor de estos doce meses, yo me he propuesto no hacerlo. Antes de las new year propositions pretendo hacer acto de contrición y recordar (sólo por llevar la contraria) los discos que he comprado este año y que no me han gustado, razón más que suficiente para que no hayan aparecido en este blog. ¿Por qué? No ha sido un año bueno en ninguno de los sentidos. Todos esperan con ansiedad el año nuevo. A quien pueda concernir, que se dé por aludido. Nosotros estamos aquí para hablar de jazz.

Pero mientras esperamos, voy a desterrar de mi discoteca todos estos discos. Para ambientarnos, luego les regalaré, como todos los años, un villancico, este año de Miles.


Los discos de 2012 que no me han gustado

Fourplay. Spirit de four (Telarc, 2012). Tenía que empezar por éste. Tantos años resistiéndome a probar Fourplay y me hago con el más estereotipado, flojo y falto de swing. No hay por dónde cogerlo. Christian McBride. Conversations (Mack Avenue, 2011). Nos gusta McBride como bajista y como líder. Su disco con big band es muy bueno y con un gran sonido, pero éste contiene demasiado experimento. En un principio, son dúos con muy buenos músicos pero tanto experimento se queda en anécdota y no pide una segunda escucha (ni esas múltiples y obsesivas escuchas a las q sometemos a los discos que nos gustan). Norah Jones. Little broken hearts (EMI, 2012). ¿Aún hay quien cataloga a esta chica como "jazz"? Yo hace tiempo que la escucho cuando me apetece country-pop, ¿me entienden? Pero lo de este último disco es que no parece ni suyo, ni su voz ni su sensibilidad. La simbiosis con Danger Mouse es letal. Si pensaban comprarlo, les recomiendo mejor a Taylor Swift. Es más imaginativa y menos artificial. Martin, Medeski & Wood. Free Magic (Indirecto, 2012). Después de 20, la colección de singles con la que celebraban su vigésimo aniversario, sabe a poco. Siguen siendo un producto para coger con pinzas, en el filo de todo, y a mí no me convencen en casi nada. Tienen momentos excitantes, en algunos discos, pero sólo eso. John Zorn, The Concealead (Tzadik, 2012). ¿Por qué sigo intentándolo? Tengo que convencerme de que este hombre no hace música (ni de jazz ni de ningún tipo) y dejar de comprar sus discos. Puede que los ignorantes de las tiendas lo coloquen en jazz porque no encaja en ningún sitio y porque "suena instrumental", excusas que ponen los que venden discos de jazz sin saber lo que es el Jazz.

¿Tengo que seguir? No vale la pena. ¿Se nota que este año me ha puesto de mal humor? Aún nos queda un poco de afán por no ser deprimentes en esta bella y luminosa (o iluminada) época del año, de modo que aquí les dejo como siempre un regalo de navidad, un video, un villancico de los que me gustan. Me voy de vacaciones. Que ustedes lo disfruten con sus familias y que los Reyes Magos (o ese gordo que trabaja para los grandes almacenes) les traigan mucho jazz.

Hasta 2013. Feliz navidad y feliz entrada de año.



Sobre Miles Davis y "Blue Xmas". Cuando los ejecutivos de Columbia le pidieron a Miles que grabara un tema navideño, no era esto lo que esperaban. Miles pidió una letra a Bob Dorough, quien aportó también la voz tontona para elevar el sarcasmo del tema. Miles había escuchado el primer disco de Dorough, quien había puesto letra a "Yardbird Suite" (Charlie Parker) y lo llamó. Gil Evans le sacó punta a todo, especialmente a los vientos de Wayne Shorter (s) y Frank Rehak (tb). Paul Chambers está al bajo y Willie Correa aparece en los bongos. Fue la primera sesión en la que tocaron juntos Wayne Shorter y Miles. Acuérdense de este tema cuando vean por la calle a esos Santa Claus "de caro traje alquilado, barbas falsas y sonrisas gordas y aritificales", como dice el villancico:


BLUE CHRISTMAS
(Miles David / Bob Dorough)

Merry Christmas
I hope you have a white one, but for me it's blue

Blue Christmas, that's the way you see it when you're feeling blue
Blue Xmas, when you're blue at Christmastime
you see right through,
All the waste, all the sham, all the haste
and plain old bad taste

Sidewalk Santy Clauses are much, much, much too thin
They're wearing fancy rented costumes, false beards and big fat phony grins
And nearly everybody's standing round holding out their empty hand or tin cup
Gimme gimme gimme gimme, gimme gimme gimme
Fill my stocking up
All the way up
It's a time when the greedy give a dime to the needy
Blue Christmas, all the paper, tinsel and the fal-de-ral
Blue Xmas, people trading gifts that matter not at all
What I call
Fal-de-ral
Bitter gall.......Fal-de-ral

Lots of hungry, homeless children in your own backyards
While you're very, very busy addressing
Twenty zillion Christmas cards
Now, Yuletide is the season to receive and oh, to give and ahh, to share
But all you December do-gooders rush around and rant and rave and loudly blare
Merry Christmas
I hope yours is a bright one, but for me it bleeds

1 comentario:

Nicolás Peña dijo...

Hermoso post Félix. Un fuerte abrazo desde la quinta disminuida.