MÚSICA CELESTIAL

PETE MALINVERNI TRIO, Heaven (Saranac Records, 2017)

Detrás de cada disco hay una historia, y todas las historias nos emocionan, pero la historia que hay detrás del álbum de Pete Malinverni es ciertamente triste. Tras la muerte de su esposa en 2012 y después de un susto que también estuvo a punto de acabar con él, este pianista de Niagara Falls, Nueva York, se propuso vivir hasta grabar un disco que llevaría en sus acordes un mensaje espiritual: el Cielo está aquí, en la tierra.

Heaven, grabado el 12 de septiembre de 2016 en Systems Two Studios de Brooklyn, contiene diez temas que exponen y celebran la fragilidad de la vida y la fuerza de los sentimientos. Con un trío clásico y eficaz formado por Ben Allison al bajo y Akira Tana en la batería, y con un jazz vibrante y colorido, Malinverni hace un recorrido sentimental y espiritual por temas tradicionales y standards cargados de significado. 

Pulsen play si quieren escucharlo:

Como introducción al disco, suena "Heaven", compuesta por Duke Ellington dentro de su Second Sacred Concert. Es una versión dinámica, donde la sección rítmica funciona con mucho swing, dándole un nuevo significado jazzístico a la canción. Amén de los solos, con este tema ya podemos decir que conocemos el estilo de Manliverni, inquieto, constantemente creativo, muy colorido, lleno de imaginación y erudición y, al mismo tiempo, honesto y carente de superficialidades fáciles. De Ellington luego podemos escuchar también "Come Sunday", donde interviene Jon Faddis a la trompeta con una sordina que, en algún momento, suena ciertamente davisiana. Pero antes encontramos muchos más mensajes en el disco. "Psalm 23", con su elocuente título, es el único tema compuesto por el pianista, un himno con aires de blues muy en la línea sacra de Ellington. 

Su biografía dice que ha compuesto suites para coros gospel y ensemble de jazz y que, antes, fue músico en la iglesia de la calle Devoe, en Brooklyn, durante dieciocho años. Allí debió conocer de primera mano los secretos del gospel afroamericano y los himnos tradicionales que se cantan en las iglesias baptistas.  

Hay varios temas tradicionales en el álbum, todos relacionados con el cielo, el agua y el río como metáfora del paso a otra vida. "Down in the River to Pray", por ejemplo, es un espiritual que se canta en las iglesias, cuyo origen se atribuye a los indios apalaches y que se hizo popular en el cine en la película O Brother! (Joel Coen, 2000). Aquí suena muy blues e intensa, muy cerca del soul jazz. Karrin Allyson pone la voz a la lacónica canción "Shenandoah", vocablo también procedente de los indios norteamericanos y cuyo significado varía según el intérprete, desde "hijo de las estrellas" hasta "el río que discurre entre las montañas", voz que el piano de Malinverni acompaña con una dulzura enorme. Otras canciones tradicionales versionadas aquí son "A City Called Heaven" (con un gran protagonismo del contrabajo y un ejemplo muy lúcido de lo que es un trío de jazz de piano) y "Wade in the Water" (donde hay un interesante trabajo del piano, con un uso de la síncopa y del silencio que me ha recordado en algún momento a Monk). Steve Wilson pone un jugoso solo de saxo en este tema. 

Las baladas y los temas más enérgicos se alternan pero siempre con una sombra de seriedad detrás, como si todos fueran himnos y no simples canciones. Destacaremos dos. Uno es "Eili, Eili", un momento lírico inspirado en un poema escrito por Hannah Senesh, la mártir judía que murió intentando liberar a los judíos húngaros, y que aquí en un canto triste e instrumental; el otro, una versión tenue y soul de "People, Get Ready" de Curtis Mayfield. Un disco, en definitiva, como una montaña rusa que se mueve despacio, lleno de cambios de ritmo, también de matices, y con un pianista que nos duele no haber descubierto antes.

____________
* Web oficial: www.petemalinverni.com

** Foto: Sally Green.

No hay comentarios: