100 AÑOS DE ELLA

Patrice Williamson + Jon Wheatley, Comes Love (River Lily Records, 2017)

Cercano el centenario del nacimiento de Ella Fitzgerald, suponemos que habrá numerosos homenajes a la Reina del Jazz. El que tenemos en las manos, a cargo dos músicos de Berklee (la cantante Patrice Williamson y el guitarrista Jon Wheatley), se centra en la etapa de colaboraciones entre Ella y Joe Pass. El disco sale a la venta, como no podía ser de otro modo, el 25 de abril, día en que se cumplirán 100 años del nacimiento de Ella. 

El desafío (esa pureza del sonido en los dúos con el guitarrista, muy alejados de los discos de Ella con big band) está solventado aquí con técnica y elegancia. Parece que Williamson ha estudiado el color y los recursos vocales de Ella a conciencia. Joe y la Primera Dama de la Canción grabaron seis discos juntos para Pablo Records (Take Love Easy en 1973, Fitzgerald y Pass ... Again en el 76), Speak Love en 1983 y finalmente Easy Living en 1986, en la última etapa de Ella, además de dos álbumes en vivo.


La vocalista (también toca flauta y violín) Patrice Williamson ha cantado con James Moody, Tony Bennet, Kevin Mahogany, Cassandra Wilson... Con un gran dominio del scat, se la ha comparado con Ella Fitzgerald y con Sarah Vaughn. Es una mujer de muchas voces (Jazz Times dixit) y tiene un registro mucho más amplio que el de Lady Ella (que sólo se movía en tres octavas). Para Williamson, este disco es un proyecto largamente soñado, una idea que nació cuando de niña escuchó un anuncio de Memorex donde se podía oír a Ella. Cuenta que la conoció con más profundidad en los discos de su padre y que le encantaba oírla hacer scat porque le parecía "tonta". De aquel pensamiento infantil al redescubrimeinto de Ella cantando con sus amigos (el jazz era más divertido que las clases de flauta en el conservatorio) se había formado una cantante madura dispuesta a trabajar para parecerse a Ella.

El álbum está compuesto por doce canciones, manteniendo el tempo y el espíritu de los originales, todas grabadas a dúo con la guitarra excepto la intro ("Bluesette") y la coda ("One Note Samba"), donde la propia cantante ha grabado la flauta, doce canciones que le permiten hacer un recorrido por las colaboraciones Fitzgerald/Pass, repasando un interesante abanico de recursos y demostrando sus capacidades.
Los más aficionados a estos dos músicos encontrarán detalles en este homenaje, como la forma tocar los acordes de Joe Pass, su gusto por el contrapunto y la forma en que se acoplaba a la voz de Ella. Puede que la voz de Patrice Williamson no tenga el color ni el timbre exacto de las canciones originales pero no se trata de una imitación sino de un homenaje. La preparación y la investigación que hay detrás del proyecto dan valor al disco y lo convierten en material de estudio, de comparación (si se quiere) con las grabaciones originales. Los temas, en todo caso, son una delicia. Una delicia renovada.

Como narrador, no puede dejar de aplaudir el repertorio, contado de una manera sentimental, como una historia de amor con una línea argumental definida, desde la tristeza de la soledad inicial ("Bluesette"), pasando por la esperanza ("Comes Love", "I May Be Wrong (But I Think You're Wonderful"), la inseguridad del amor ("Lush Life" de Billy Strayhorn) y el regreso a la soledad y su aceptación ("One Note Samba".


_________
* Web oficial: www.patricewilliamson.com

No hay comentarios: