EL JAZZ ES UN COMPLICADO MANDALA

Carlos López, Mandala (Jazz Activist, 2016)

Como ya hizo en su anterior Letters From København (2014), el baterista y compositor gallego Carlos López reúne en un solo disco a un buen puñado de jóvenes y sólidos músicos, 11 en total, procedentes de las escenas musicales de Berlín y Amsterdam. Dos ciudades, dos combos distintos con las composiciones de López como factor de cohesión y una única propuesta basada en una singular síntesis de la tradición jazzística (libre y moderna) europea y anunciadora de las lìneas por las que la música improvisada va a moverse en los próximos años. 

Es su quinto álbum y Carlos López sigue haciendo un poderoso y sugestivo ejercicio de fusión sin límites, en su línea, con composiciones muy personales, muy narrativas, en la que el oído se deja llevar por las progresiones armónicas, por una intensidad que no rompen ni las asonancias ni la libertad de expresión de los músicos (¡cómo esto eleva a drama el tema "Yuyu"!), una complicada telaraña de la que los músicos salen ilesos y cargados de gloria.

Hay que mirar los créditos del disco para distinguir los combos, tal es la uniformidad conseguida en la grabación, por lo que destacar a alguno es un riesgo de obviar a otros (y de errar en los nombres). Nos ha llamado la atención especialmente el contraste entre las improvisaciones cercanas al rock de Virxilio Da Silva a la guitarra eléctrica mientras que el teclado de Xavi Torres mira hacia el blues con un swing contenido pero que nos recuerda que estamos escuchando jazz. Esto ocurre en el tema que abre el disco ("Red Sunset") y ya es un buen augurio. Continúa el álbum con "Mandala", una composición inquieta y compleja que reúne esos aspectos modernos y primitivos (a la vez) de aquellos jazzmen que primero se atrevieron a fusionar la raíz africana del jazz con los nacientes sonidos electrónicos. 
 
Críptica imagen de Carlos López que da la bienvenida a su web

Sin querer analizar tema por tema, habría muchos momentos interesantes que destacar, como la gozosa intervención de la trompeta baja (Alistair Duncan) en "The One" o el complejo y bárbaro solo de piano de Yuriy Seredin en "Esperando a Lúa" o el de contrabajo (Marzo Zenini) en "The Great Lie" , sin obviar "Where's This Guy?", donde se puede escuchar de nuevo aquel ejercicio de jazz conversacional que tanto nos gustó en Letters From København, momentos de gran intensidad en los que la batería apoya al piano en su solo proporcionándole una fuerza extraordinaria y ambos instrumentos de percusión parecen hacerse uno solo.

Los combos:

Grabado en el Berlin Jazz Institute  /  Grabado en el Amsterdam Conservatory
Sanne Huijbregts voz Sanne Huijbregts 
Regis 'KinRe' Molina saxo alto  /  Virxilio Da Silva guitarra eléctrica
Sampo Kasurinen saxo tenor Fernando Sánchez
Alistair Duncan trompeta baja  /  Xan Campos piano y Rhodes
Yuriy Seredin piano Xavi Torres
Matt Adomeit contrabajo Marco Zenini
Carlos López batería Carlos López

A modo de ilustración, aquí les dejo un vídeo. Después de la intro, pueden escuchar un tema intenso y enmarañado como un mandala: "Decadence @ Charlottengurb Palace", grabado hace un mes en Jazz Filloa con Sanne Huijbregts (voz), Virxilio Da Silva (guitarra), Xavi Torres (piano) y Joel Illerhag (contrabajo) y, por supuesto, Carlos López (batería).


http://jazzeseruido.blogspot.com.es/p/relatos-de-jazz_28.html

No hay comentarios: