A LOVE SUPREME, The Complete Masters

Coltrane... ¿definitivo?

Aunque soy un poco mitómano y coleccionista, no me vuelven loco las ediciones "completas" ni, mucho menos, las "definitivas". Creo que cualquier edición que incluya más de dos tomas alternativas de un tema exige un esfuerzo extra al escuchante, una tarea de erudición y catalogación que debería estar reservada de manera exclusiva a investigadores y estudiosos. 



La edición que viene al caso es una recopilación de los masters de A Love Supreme, la obra suprema (perdonen la redundancia) de John Coltrane, una vuelta de tuerca a aquella edición Deluxe que se editó hace una década y que incluía un segundo disco con la obra sonando en directo en un concierto en el Festival de Jazz Mondial de Antibes (Francia) el 26 de julio de 1965.

Coltrane durante la grabación de A Love Supreme 
(foto de Chuck Stewart)

En la presente edición, el concierto aparece en el CD #3 mientras que en el #2 encontramos 11 tomas alternativas divididas en dos partes: la sesión en cuarteto del 9 de diciembre de 1964 (la que apareció en la edición original y, sí, definitiva) y la del 10, donde se intentó dar una nueva dimensión a los temas con la inclusión de los músicos Archie Shepp y Art Davis, una sesión que no llegó al vinilo pero que es la más interesante para el que escuche esta recopilación, porque encontrará las 6 tomas (consecutivas, del 1 al 6) de "Part I: Aknowledgement",  que se pueden escuchar en secuencia, como la banda sonora de una película, la de la creación de una obra maestra, con su inspiración in situ, sus cortes, sus diálogos... Al final, Shepp y Davis se quedaron fuera del disco, al igual que las grabaciones de esta sesión, pero quizás sólo por su inclusión valga la pena escuchar el disco.

Partitura manuscrita Coltrane (National Museum of American History)
A estas alturas, no sabemos si será definitivamente la edición definitiva. Debe haber más tomas (a juzgar por la numeración de las incluidas en el disco) pero merece la pena volver la vista atrás a este momento espiritual de Coltrane que dejó dibujadas en el universo del jazz nuevas líneas por las que se moverían los saxofonistas en las siguientes décadas, no siempre con buenos resultados (hay demasiados clones mal armados del saxofonista espiritual y libre que fue Trane), una suite en cuatro partes que respira la paz interior de un músico que sólo grabó 2 álbumes en 1964 (el otro fue Crescent), la calma antes de la tempestad. Fue una especie de testamento precoz con un claro mensaje religioso. En las notas del álbum, Coltrane lo explica así:
En el año 1967, experimenté, por la gracia de Dios, un despertar espiritual que me conduje a una vida más rica, más llena, más productiva. En ese momento, como gratitud, pedí humildemente que se me concedieran los medios y el privilegio de hacer a los demás felices a través de la música. Siento que esto se me ha concedido a través de Su gracia. ALABEMOS A DIOS.
En definitiva, una edición para acaparadores y para nostálgicos del Jazz con mayúsculas.


 

1 comentario:

Nicolás Peña dijo...

A tratar de conseguirla. Gracias por la información.