STRETCH MUSIC

Nos reconciliamos con el heredero de Miles

Ciertamente (y a propósito) nos habíamos distanciado de Christian Scott desde que su confuso y decepcionante álbum Yesterday You Said Tomorrow sucediera al magnífico Anthem, en el que prometía convertirse en heredero de Miles Davis. Desde entonces, CS ha crecido, ha evolucionado, incluso tiene otro nombre, y acaba de lanzar un disco más acorde con nuestros gustos. El álbum se llama Stretch Music y aparece en el sello Ropeadope.


Aunque el propio Christian Scott ha tenido que responder en una entrevista: “Fuck yeah it’s jazz, but it’s also indie rock. It’s also hip-hop.” su Stretch Music suena por momentos excesivamente fácil de escuchar y a ratos comedidamente atrevido, una difícil simbiosis en la que parece que la creatividad del nuevo Christian Scott aTunde Adjuah ha encontrado cierta serenidad. Con sus extraños instrumentos, su híbrido de trompeta/bocina que llama sirenette, y su fiscorno invertido, sigue buscando sonidos, intentando (como sugiere el título del álbum) estirar los límites del jazz, darles una nueva amplitud, para que quepan en él sonidos con los que hasta ahora no se había fuisonado la música de Nueva Orleáns.

El disco comienza con un elegante, especulativo, tema llamado "Sunrise in Beijing" que no es para tirar cohetes pero que aporta más coherencia narrativa de la que recordábamos en Christian Scott. La reconciliación está en camino. El título del tema lleva adosado un "(featuring Elena Pinderhughes)" que queda totalmente justificado al escuchar el trabajo de la flautista, que aporta color y emotividad a la melodía.


En otros temas como "Perspectives" volvemos a escuchar los ecos de Miles Davis que nos llamaron la atención en Christian Scott cuando le conocimos. El tema tiene ese tempo detenido de las últimas obras de Miles y Scott juega con la economía de notas con sabiduría. El sonido de la sordina Harmon reafirma esta sensación de herencia que tiene el tema, un recurso que luego repite en "Tantric". Lástima que "Perspectives" sea tan dulce como olvidable, y que Scott suene más cerca de Chris Botti que de Miles Davis; aunque nos guste Botti, es una cuestión de calidad y de confianza, y Scott oscila extrañamente de un lado a otro mientras continúa explorando... Pero el jazz está construido sobre la temeridad de los pioneros y, mientras otros músicos se conformarían con encontrar un sonido cómodo, Scott demuestra con cortes como "Of a New Cool" que se puede (y se debe) volver siempre a las raíces para hacer posible esta evolución. Su nuevo cool suena concienzudamente atrevido y, al tiempo, anclado en la influencia de los 50.


Extraños fiscornos y trompetas
Después de escuchar "Perspectives" pasamos a otro tema de sonido más actual, una mezcla de ese funk-rock-soul tan abundante en Nueva Orleáns y que podemos escuchar en algunas grabaciones de Trombone Shorty, por ejemplo. El tema se llama "West of the West". Hay otros temas interesantes, como "The Last Chieftain", que homenajea la tradición de los indios negros (su tío es Big Chief Donald Harrison Jr.) o el que cierra el disco ("The Horizon"), con su ritmo obsesivo y excesivo, y su ambiente crepuscular, una curiosa y significativa manera de redondear este proyecto.

Todos los temas están compuestos por CS, excepto el interesante y breve "The Corner", compuesto por el bajista (Kris Funn) y el corte final, "The Horizon", del pianista del combo (Lawrence Fields).

Al mismo tiempo que el álbum, se ha lanzado una app que permite controlar la escucha del disco y que está dirigida a músicos y a estudiantes.


Los músicos:
Christian Scott, trompeta y fiscorno
Elena Pinderhughes, flauta
Braxton Cook, saxo alto
Corey King, trombón
Cliff Hines, guitarra
Lawrence Fields, piano y Fender Rhodes
Kris Funn, bajo
Corey Fonville y Joe Dyson Jr., percusiones
Matthew Stevens, guitarra
Warren Wolf, vibráfono

2 comentarios:

Sergio DS dijo...

Me lo llevo para hacer unos apuntes.
;)

dan dijo...

Excelente aporte.