HEART TO HEART

Delicias de piano solo

Heart to Heart (Chilly Bin, 2013) es el nuevo álbum del pianista neozelandés afincado en Nueva York, Alan Broadbent, ganador de dos Grammys, sideman de Charlie Haden, Chet Baker o Wayne Marsh, por poner algún ejemplo, y arreglista, entre otros, de Diana Krall, Jane Morheit y Natalie Cole. El álbum contiene nueve intensos temas grabados el 28 de agosto de 2012 en Classic Pianos de Portland como un glorioso resumen del conocimiento y la técnica acumulados a lo largo de la carrera de este pianista de 65 años, lo cual implica, a su vez, la suma de todas sus influencias y pasiones.

Alcanzo a suponer que cuando un pianista se atreve con un disco de piano solo, detrás de la enorme libertad que conlleva esta voluntaria soledad, debe hacerse presente un miedo único a sostener todo el peso de la melodía, de la armonía, de la improvisación, del ritmo... pero Broadbent muestra una solidez absoluta en el teclado, esa misma personalidad que en un trío o en un cuarteto hace que uno se olvide del resto de los instrumentos y sólo escuche al piano. Todo es fruto de la experiencia. Hace 22 años grabó ya un álbum de piano solo, Live at Maybeck Recital Hall, vol. 14 (Concord, 1991), con gran éxito de crítica, en 2010 fue nominado en los Grammy al "Mejor solo de jazz improvisado" y en 2012 revista francesa Jazzman premió su concierto de piano solo en el Festival de Jazz de St. Emilion como "Mejor concierto del año".


Su espíritu post-bop ha ido evolucionando y consolidándose. Al escucharlo, uno se ve abrumado por un torrente de recursos, entre los que se pueden oír referencias a Bill Evans, Wynton Kelly, Horace Silver. Del swing a la instrospección con una técnica deliciosa y fácil de escuchar pero también abierta a la aventura, con momentos sorprendentes, una delicia. No hemos encontrado un video del nuevo álbum para incrustrar, pero en su página oficial hay videos del directo en el A-Trane de Berlín. Que ustedes lo disfruten.


___________
* Web oficial: www.alanbroadbent.com

** Fotografía de Juan Carlos Hernandez:

No hay comentarios: