ALQUIMIA O MESTIZAJE

El primer disco de Acoustasonics Trio

Seguimos con grupos emergentes. En este caso, más que descubrir es un redescubrimiento, el esperado encuentro físico con algo que ya habíamos escuchado en directo (con el placer y el respeto que inspira la materialización en CD de un proyecto) como es la música de Acoustasonics Trio. Cuerdas (guitarras, bajo, ukelele, buzuki...), ritmos agotadores, punteos inspirados e improvisaciones mestizas que nacen del milagro que supone mezclar la influencia de las músicas tradicionales europeas, en especial de países del Este, y la libertad creativa e interpretativa.

Y es así, en ese inesperado crisol, donde este trío onubense elabora su alquimia, una alquimia que nos devuelve al momento en que los aficionados al jazz descubrieron el klezmer, ese oportuno choque de culturas entre la música judía y esa otra música (digamos) negra que procedía, a su vez, de tantos mestizajes culturales y sociales que aún hoy los musicólogos no han acabado de desentrañar su origen. Pero el sonido de Acoustasonics Trio no se detiene ahí. Los sonidos a los que nos remiten las síncopas de este disco pasan de puntillas por la música zíngara o por los sonidos del lejano Bósforo en un maremagno de cuerdas capaz de arrancar con su belleza cualquier prejuicio que pudiéramos tener sobre el jazz, la música improvisada y el mestizaje. El flamenco, la bossa y los ritmos africanos también están presentes.


Pasemos a los temas del disco. Temas como "Summertime" o "For Sephora" son una incansable muestra de virtuosismo en la que cada uno de los músicos del grupo muestra su versatilidad: John Conde toca la guitarra y el buzuki; Rafa López, guitarra acústica, ukelele, mandolina, mbira y percusiones; mientras que Antonio López pone el contrapunto en el contrabajo y también en el cello. Por otro lado, están una serie de cortes titulados "Medley" en los que Acoustasonics hacen gala de una erudición musical que les exige una versatilidad de la que salen muy bien parados: "Medley #1 (Indico Express)" es una maravilla que cuenta con el saxo soprano de Damián Fernández y que es una especie de homenaje a Coltrane que comienza con "My favourite things" y que llega hasta "Caravan". "Medley #2 (Goes standards)" dota de sonidos manouche a clásicos como "Bésame mucho" o "Sunny" para después moverse por senderos que van creándose a la par que la imaginación. Música de la que gana un poco más con cada escucha. En cuanto a "Medley #3 (For Chet)", comienza con armonías pop, muy al estilo de las baladas de los 50 para quinceañeros, nada que ver con el jazz pero sí muy evocador y más profundo que el sonido auténtico. "Mr. Sandman" de las Chordettes sirve para demostrar un tema más hasta dónde se puede llegar cuando tres instrumentos de cuerdas se desafían. "Medley #4 (To the shaman)" está inspirado en el chamán Carlos Santana, aunque sus temas pasan aquí por el tamiz personal de las guitarras acústicas, que se hacen acompañar en determinados momentos por la guitarra flamenca de Antonio Dovao.

Nos detenemos en "I'll see you in my dreams" porque nos recuerda un poco a Eddie Lang y un poco a Django Reindhart, y queremos compartir la similitud entre este trío acústico y el cuarteto original de Django, que consistía en un contrabajo y dos guitarras que le hacían las armonías a la guitarra solista. Cuerdas y más cuerdas. Ukelele Ike cantaba una versión de este tema, pero su voz restaba protagonismo al ukelele.

Menos jazzy pero igualmente contundente son "Tinker bell", de resonancias irlandesas, muy folk, y "Fisherman's song", inspirada en los ritmos griegos del sirtaki.

Sólo una nota más para poner en valor lo que pueden escuchar en este álbum: no hay nada eléctrico en el disco salvo el nombre del grupo, que es una referencia a Fender... 

______________
* Más info: www.acoustasonicstrio.com


** Foto de Rafa López



No hay comentarios: