ACORDES Y DESACUERDOS (XII)


Fats Waller con otros ojos (y oídos)


No nos cansamos de repetir que la sonrisa de Thomas 'Fats' Waller eclipsaba su genio. Pianista virtuoso (pocos saben que gustaba de interpretar a Bach en el órgano de iglesia), gran intérprete (sus improvisaciones eran fruto de concienzudos ensayos) y muy prolífico, Fats merece más de un desagravio. Nosotros nos hemos limitado a recoger opiniones, aquí y allá, para compensar el daño que su teatralidad infligió a su desbordante creatividad.



Las que siguen son anécdotas y testimonios extraídos del libro de Leonad Feather The Jazz Years. Todas tratan de Fats Waller. Prometo una selección acerca de Feather cuando termine la lectura. 

I. 
Leonard Feather: Yo había oído rumores de que Fats grababa con la ayuda de una botella de ginebra a cada lado del piano. El mito no tardó en desvanecerse: sus exigencias, constaté, eran una chica despampanante a un lado y una botella de brandy al otro. 

II.
En su primera visita a Nueva York en 1935, Leonard Feather encontró a Fats Waller ensayando en el estudio con un piano vertical verde. "En aquel tiempo, tanto las big bands como los pequeños combos eran considerados como música de swing; la improvisación era frecuente en todos los grupos", cuenta Feather. Waller tenía un pequeño combo y su música se oía desde fuera del estudio. Cuando llegó al final del arreglo, se detuvo y los saludó. Dijo que estaba trabajando en un nuevo solo. "Pronto me di cuenta", afirma Feather, "de que había mucha menos improvisación en su música de la que yo habia pensado.".

III.
Agosto de 1938. Londres. Fats Waller tiene una sesión de grabación en los EMI Studios (no se llamaron Abbey Road hasta la publicación del álbum de The Beatles) para el día 21. Debido a una normativa proteccionista, no ha podido traer a sus músicos americanos. Leonard Feather trata de reunir una jam band para la grabación. El nombre del trombonista George Chisholm parece imprescindible, pero está de luna de miel. A pesar de ello, lo telefonean. La conversación, según Feather fue más o así:

-George, realmente te necesito para una sesión de grabación.
-Lo siento, tío. ¡Imposible! Estoy en mi luna de miel.
-George, es con Fats Waller.
-Ah... Déjame mirar los horarios de trenes. ¿A qué hora empezamos?

IV.
Fats Waller, hijo de un pastor baptista, tocaba el órgano (de iglesia) y, cuando tuvo edad suficiente, se buscó la vida, entre otras formas, tocando el órgano en las salas de cine mudo. Lo cuenta así:

Yo estaba tocando el órgano en uno de esos locales de cine mudo de Harlem, y estarían proyectando una escena de muerte en la pantalla, y como algo habitual, yo cogía una botella y comenzaba a tocar swing al ritmo de "Squeeze Me" o "Royal Garden Blues". Los propietarios solían pedir disculpas pero, mierda, ¡nadie podía pararme!

Fats divertido, Fats bebedor, Fats músico, Fats siempre sabe a poco y siempre apetece volver a poner sus discos desde el comienzo. Por si se han quedado con ganas, aquí les dejo un video. Fats Waller fue, al fin y al cabo, uno de los primeros artistas en aprovechar las ventajas promocionales de los soundies, los primeros video-clips. En este, en particular, podrán escuchar "Ain't misbeheavin" seguida de las opiniones de Chick Corea acerca de las bondades de Fats como compositor y como pianista, y acerca de su influencia en pianistas posteriores como Art Tatum.


5 comentarios:

Ferrán Blasco dijo...

Hola Félix,
No tengo nada de Fats en mi discografía, y mi conocimiento sobre él se basa tan solo en referencias escasas. De la única de sus piezas que tengo versiones es Ain't misbehaving (Ella, Dizzy, Bernadette Seacrest). Lo digo para que te quede claro que estamos en uno más de mis lunares sobre el Jazz, pero sobre su histrionismo y el de algunos más en la escena del jazz ya comentaba Miles que era algo que le ponía enfermo, decía que quien fuera a ver a un negro haciendo un show que no lo esperase encontrar en sus conciertos.
Supongo que tendré que buscar algunas cosas suyas, me recomiendas alguna en particular?
Saludos

Félix Amador-Gálvez dijo...

Saludos, Ferrán.

Gracias por tu comentario, como siempre tan valioso.

En cierta ocasión comenté un álbum recopilatorio de Fats: Cuando el jazz era divertido. Todo lo de Fats es de antes de la aparición del LP, por lo que casi todo lo que encontrarás serán recopilaciones. Aquella era de una serie llamada "The Centennial", no muy cara, con DVD incluido en el que aparecían algunos videos de la época como el que puse en el blog. No recuerdo si lo compré en ebay o en amazon.

Saludos.

Ferrán Blasco dijo...

Gracias Félix,
He localizado en un disco duro que me pasó un loco que pretende recopilar TODA la música (obviamente no lo logrará jamás) una recopilación de la serie Jazz Masters, pero buscaré el "The Centennial" que tiene muy buena pinta.
Saludos

kuto dijo...

Mas allá de teatralidades, leyendas y parafernalias, Fats Waller fue un musico genial, fascinante y unico, al que todos los aficionados están obligados a conocer ....Y es que estamos hablando del gigante que cautivó a Tatum y que es historia viva e inmortal del jazz.


Saludos jazzeros

Manu Grooveman dijo...

Qué grande es Fats Waller! Uno de mis pianistas de jazz favoritos!! La verdad es que tuvo que ser todo un personaje. Pero, digo yo, qué músico de jazz no lo fue...

Me gusta mucho su versión de I ain't got nobody. Consigue hacer 'alegre' una canción de soledad y pérdida...