EVA CORTÉS

De vuelta al origen


Uno a uno, los discos de Eva Cortés han ido pasando de la fusión (es hondureña criada en España y mezcla folklores sudamericanos, flamenco y jazz con un indudable sentimiento de blues) a una focalización de jazz cada vez más nítida. En sus anteriores discos ya incluyó standards ("You Don't Know What Love", "C'est Si Bon") entre sus composiciones originales, y mostró sutilmente sus influencias. El título de su último álbum (el cuarto, el tercero con Universal) es una declaración de intenciones: en Back 2 the source (2011) bebe directamente de la fuente en 14 temas, algunos de ellos cantados en español.

Los músicos, entre los que cabría destacar la base rítmica (Marc Miralta y Georvis Pico a la batería, Toño Miguel y Alain Pérez al bajo), ponen el listón en su sitio para que Eva Cortés cante con la cabeza bien alta temas que el paso de los años permitirían (peligrosas) comparaciones, y sale bien parada. Su voz tiene una rítmica particular (qué bien en "If I Were a Bell") sin caer en los artificios ni en recursos llamativos e inútiles, adaptándose a Rogers & Hammerstein tanto como a Cole Porter, y levantando esa curiosidad atónita entre los aficionados: "Ah, pero... ¿esta chica no ha cantado siempre jazz?", me han dicho.

Luego están las adaptaciones. La letra de Algueró para "Bewitched, Bothered and Bewildered" pierde buena parte de su mensaje amargo aunque, por suerte, la voz de Eva Cortés revitaliza el poder de su melodía. Tengo que decir que, por lo general, siempre sufrimos que el jazz cantado en castellano termine sonando a cualquier cosa menos a swing, pero Eva Cortés es la excepción que nos ha devuelto la esperanza. Al traducir estos standards, lo hace con un acento andaluz de hondureña criada en Sevilla que llega al alma y, aunque en este álbum canta casi todas las canciones en inglés, son los temas traducidos los que tienen más personalidad y más peso, más que los standards que canta (agradable y sorprendentemente) en un inglés perfecto, fluido y sincopado. 

En castellano, Eva Cortés parece trabajar más la voz, desata los tonos bajos y se permite más improvisación. Estos subterfugios no son fáciles, habida cuenta de que traducir no es lo mismo que musicar y que, cuando uno se enfrenta a una traducción sabe que se va a encontrar con sílabas de más, sílabas que no van a encajar en la partitura, pero bueno, en el jazz se sacan notas de donde no las hay, y Eva Cortés lo sabe y lo demuestra con una musicalidad mestiza que es una delicia, tanto que uno olvida rápidamente los temas que ha cantado en inglés para pedir que el próximo sea un disco de jazz (sí, jazz, por favor) pero en español.




Los músicos de Back 2 the Source

Pepe Rivero: piano
Toño Miguel: contrabajo
Alain Pérez: bajo eléctrico
Marc Miralta y Georvis Pico: batería
Javier Limón, Romero Lubamboy Mark Whitfield: guitarra
__________
* Fotografía de Francisco Posse : http://fotopaco.blogspot.com

7 comentarios:

Ferrán Blasco dijo...

Buenas Félix, no conocía a esta chica y lo que cuentas la hace interesante para descubrir. Gracias por abrir nuevas rutas de placeres.
Saludos

Eduardo dijo...

Ufffff... qué hipster y qué pesado se me hace! No, esto no me convence.

Manu Grooveman dijo...

A mí me gusta su disco. Tiene un punto de originalidad y personalidad de la que adolecen otras cantantes actuales. Me parece una excelente vocalista y creo que lo más acertado del disco (músicos de sesión aparte) es la elección del repertorio.

Sin ánimo de spamear y solo por enriquecer el debate aporto la reseña de su disco que escribí hace unos meses. Saludos

http://musicnewstelevision.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1488:eva-cortes-back-2-the-source&catid=40:nacional&Itemid=64

Félix Amador Gálvez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Félix Amador Gálvez dijo...

Un buen análisis el de su blog, sr. Gooveman. (Por cierto, su blog no me ha dejado poner un comentario.)

Yo pienso que Eva Cortés tiene mucho por dar y que aún no ha explotado del todo. Lo cierto es que desconcierta su toque latino-andaluz pero cuando canta en inglés es todo un standard de cantante de jazz.

Comprendo a quien no le guste salirse del camino pero el jazz es así: no tiene fin, sólo camino, bifurcaciones y múltiples puntos donde improvisar. De ahí su grandeza.

*

Ferrán, encantado de "verte" por aquí.

*

Eduardo, no veo ese punto hipster. Pero lo cierto es que hay demasiada Shakira vendiendo artificios "parecidos" al swing como para tomar en serio a cualquiera. Pero creo que esta chica lo vale, al menos en este disco in English. Saludos.

Manu Grooveman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manu Grooveman dijo...

Muchas gracias, Félix!!! Supongo que son problemas con el servidor de la web...De todos modos mi blog-blog es LA MÚSICA ES MI AMANTE y ahí seguro que deja comentar porque es de blogger ;)

Un placer leerte, como siempre.

Un abrazo.