ACORDES Y DESACUERDOS (V)

¿ Fusión = Esterilidad ?

Como siempre, dejamos los acordes en el aire, para que suenen con su propia voz. Ustedes ponen los desacuerdos.

Palabras de Wynton Marsalis, purista militante:  

«[...] La denigración estética del jazz comenzó cuando figuras capitales del jazz comenzaron a hacer los locos y a embaucar a quienes les escuchaban. En lugar de perfeccionar y elaborar los elementos integrales de su idioma, esas figuras diluyeron la sustancia de su arte en nombre de la expansión. Esta disolución resultó de una combinación de arrogancia, ignorancia y oportunismo de tan abominable determinación que amenazó la esencia de un arte musical tan profundo que su surgimiento había redefinido la historia de la música de una forma tan distintiva como el cubismo redefinió lo que todos conocemos como artes plásticas. La mayor parte de esa voluntad de diluir una forma de arte vital vino de la creencia sostenida tanto por el Tercer Reich como por Henry Ford: que la Historia es una sandez y que puede ser ignorada en la búsqueda de metas puramente personales que no ofrecen iluminación a través de la experiencia sino más pruebas de la capacidad humana para la corrupción.
»Pero la sustancia del arte no es cultivar sino combatir la corrupción. Como Ralph Ellison ha apuntado, el arte es un aspecto sustancial de la moralidad. Consecuentemente, el músico que ofrece al inocente y anhelante espectador un artefacto de sonido que no muestra respeto alguno por el arte y la tradición está siendo más que un inepto, más que un traidor; este músico está corrompiendo activamente la sensibilidad del público que escucha. Y, como probó el Tercer Reich, determinada corrupción puede llevar a hechos catastróficos.

»La corrupción que empezamos a ver tras la mala interpretación de las innovaciones de Ornette Coleman, y después de que músicos de jazz hambrientos cayeran ante el éxito de los grupos de rock ingleses, dio como resultado un culto fraudulento a lo primitivo por un lado y a un diálogo musical, igualmente falsificado, con pasiones adolescentes conocidas como jazz-rock, ahora jazz “progresivo”. El culto a lo primitivo desdeña la técnica instrumental, el conocimiento armónico, el estudio específico de las formas occidentales y de otros idiomas que ellos fingen, bajo la vapuleada bandera de la “world music”, haber incorporado a lo que ellos llaman arte. Lo que distingue este culto no es la innovación sino la indiscutible incapacidad para interpretar a un nivel profesional en ninguna situación de jazz más que en la excéntrica esquina en la que ellos mismos se han retratado con éxito en los últimos veinte años. Los proveedores de este jazz “progresivo”, de jazz–rock, muestran una peculiar androginia estética que tiene una cosa en común con los hermafroditas: la esterilidad [...]»

Wynton Marsalis
* Traducido del prólogo de The Illustrated Encyclopedia of Jazz de Brian Case, Stan Britt y Chrissie Murray (Tiger Books, Londres, 1986)

6 comentarios:

Dana Andrews dijo...

Creo que el jazz mismo nació para reinventarse una y otra vez. Realmente esa es la esencia del jazz: reinventarse. Así que hay que estar más abierto a las nuevas formas musicales. También hay un movimiento actualmente en Nueva York que se llama neo-swing y creo que no es más que una excusa para vestir con traje blanco y sombrero de ala ancha porque musicalmente no aporta nada. Pero fuera de estos movimientos supérfluos y carentes de importancia hoy en día hay figuras del jazz que mantienen la esencia igual de viva que siempre.

Loco dijo...

Ya lo hemos hablado un millón de veces, Félix. Wynton es un purista descontrolado.

Sin embargo, no deja de tener razón: venden un montón de cosas que no son jazz ni nada por el estilo. Puede que nazcan de la misma raíz, pero el resultado no coincide en nada con lo que queremos escuchar. El Miles eléctrico era jazz en estado puro comparado con muchos "inventitos" que triunfan por ahí.

Y eso no es lo peor. Lo peor es que TODO lo que no suene a rock, pop o clásica, si viene sin etiqueta, te lo ponen en las tiendas en el apartado de Jazz. ¡Pa'que te líes!

Un abrazo.

Dr.Krapp dijo...

Marsalis se ha autoelegido en policía del jazz y guardador de sus esencias. Algo parecido de lo que hizo Breton con el movimiento surrealista.
Imbuido de una supuesta autoridad se permite el lujo de sacralizar y condenar lo que a él le gusta.
Ser un guardador de esencias en el jazz no es en definitiva mas que ser un preservador de su escolástica. Al igual que aquella pretenden decir que todo está acabado, que todo el camino está recorrido, que nada nuevo puede ocurrir y que si algo ocurre es pura mixtificación, puro fraude, pura herejía.
Todos los autoritarios quieren congelar la realidad, convertirla en materia de vitrina, en la que ellos pueden lucir sus habilidades y repetirlas indefinidamente sin ningún cuestionamiento.
Si triunfan las tesis de Marsalis, que no triunfarán, el jazz más que una música académica será una música definitivamente muerta.

Nicolás dijo...

Comparto absolutamente con el comentario del Dr. Krapp. Yo no se en que anda musicalmente el Wynton (creo que ultimamente grabó con Willie Nelson)Sin embargo haciendo un poco de aritmética, el Joshua cumplió recién 41, el Brad cumplira este año 40 y ambos (al liberarse de sus complejos, ya que inicialmente eran parte de los Young Lions)están muchísimo más lejos,musicalmente hablando,del Wynton. Y si seguimos un poquito más con la aritmética, Miles a los 33 estaba grabando Kind Of Blue, y a los 43 Bitches Brew. El próximo 18 de octubre Marsalis cumple 49 años.

Víctor Hugo. dijo...

A mí me gusta el Jazz, pero sin ser un erudito creo que algo similar le pasa al flamenco: ser purista de flamenco o jazz es algo casi contradictorio por los orígenes mismos de esos sonidos. El Jazz eléctrico-fusión o como se le quiera llamar es de mis variantes favoritas pero claro, caraduras los hay en todos lados, incluso en el jazz purista. Saludos.

Erick Trujillo dijo...

creo que Wynton deberia dejar de criticar la musica solo por el simple hecho de que no le gusta...

Es obvio que su critica nada tiene que ver con el estilo, nivel, o calidad de la musica que el define como jazz-rock o progresivo, sino que se basa propiamente en su opinion personal, no puedes criticar una cancion por no ser jazz, "Blue Rondo a la Turk, de Dave B. se basa en una obra de mozart, (se dice), y sin embargo ningun purista clasico se molesta en censurar la version jazzistica, solo por el hecho de que es jazz...

a W. Marsalis le falta lo que a su hno Branford Marsalis le sobra, reinventarse como dice Dana,.. ningun gran maestro de la musica realizo sus logros copiando sistemas clasicos de composicion, sino improvisando nuevos metodos de musica,... al fin y al cabo, eso es Jazz... Improvisacion