Manteca!

Pensaba escribir hoy acerca de otro disco, pero éste se me ha colado en la discoteca y me ha enganchado de tal forma que me he puesto a escribir.

Manteca! Jazz Trío es un combo de Buenos Aires formado por Marcelo Camisay (batería), Lucas de Araujo e Sá (bajo) y César Guerberoff (teclados). Se autoproclaman jazz... contemporáneo (sic) y acaban de terminar su primer álbum, que distribuyen de forma gratuita en su página web y en Myspace como medio de promoción.


La primera escucha

En un principio, la poco usual mezcla de teclado electrónico, batería y bajo eléctrico te hace suponer que vas a escuchar un disco poco acústico, más cerca del jazz rock o del nu jazz que del mainstream, pero no es así. Es funk y es jazz. Tanto la batería como el bajo casan maravillosamente con el esquema funky del disco desde el primer tema Pijama party (composición original del grupo, como el segundo tema, titulado con un divertido Chef Guevara) hasta el final. A destacar el bajo, que tiene momentos magistrales en que adopta con arrogancia un papel cercano al de la guitarra solista, con fragmentos inspiradísimos (Footprints). Una gozada para quienes andamos siempre a la búsqueda de sonidos nuevos.


Sin complejos

La versión de So what de Miles Davis recupera el espíritu inmortal de este tema a la vez que revela su lado funk gracias al bajo y a un piano eléctrico que arremete sin complejos con esta vena, machacando las notas (¿os acordáis del Minimoog?) en un viaje lleno de improvisaciones, un viaje que va desde el lado serio-eléctrico-estilo-Herbie-Hancock hasta el más discotequero-setentero-Shakatak. Excitante.

Pero la falta de complejos aflora con más descaro si cabe en el tema The inspector theme (un clásico que aparecía en la banda sonora de La pantera rosa), donde el órgano juguetea con el hard bop más naif y con el soul más pop. Es uno de mis temas favoritos de Henry Mancini y cuya melodía se me engancha a cada escucha con más fuerza.

De ahí a Coltrane hay un paso de gigante (valga el juego de palabras), pero tampoco hay reparos en Manteca! a la hora de retomar un temazo enorme como es Psalm, que sirve de introducción a una especie de medley (yo lo llamaría “odisea”) que comienza en su forma más mística para derivar en una melodía de aires latinos y funkys acordes con el resto del disco. ¿Cómo se cocina esto? Pasando de Psalm a Footprints de Wayne Shorter como por arte de magia, encajando los acordes para volar luego a Berimbau (¿Baden Powell?) y a Stolen moments (Oliver Nelson).

Como he comentado, el disco está siendo distribuido de forma gratuita por el grupo a modo de promoción. Así que no desaprovechéis la ocasión. Podéis conseguirlo enviando un e-mail a esta dirección o visitando los sitios web que he citado.

Resumiendo, un muy buen sonido, un combo bien conjuntado y todo un abanico de placeres funky para los que amen el jazz.



7 comentarios:

ESTHER dijo...

Félix, ya les he escrito. Pero, lo envían por email? O a tu correo a casa? Ya te contaré qué me parece el disco. Gracias. Todavía no me han contestado.

Abrazos.

Marcelo Camisay dijo...

Fèlix.
Un saludo enorme desde aquí!!!
Gracias!!

ESTHER dijo...

Marcelo, nos hemos cruzado! ja ja Gracias por tus comentarios a mi email. Cuenta con mis fotos para tu próximo disco. Seguro que sí. Os esperamos por Madrid. Ya me estoy bajando tu disco. Ya os cuento.

Abrazos.

solojazz dijo...

Hola Félix, si el disco es bueno como la reseña, a escucharlo se ha dicho, pero no logré bajarlo

Saludos

Níyume dijo...

Félix, estaba perdida de tus espacios, pero regresé. Buscaré este material.
Un beso Mercuriano.

ESTHER dijo...

Félix, me he enganchado al disco! Lo he escuchado varias veces y cada vez me gusta más. Muy bueno incluso genial. Me ha sorprendido gratamente.

Un abrazo y felicidades a Marcelo Camisay y a todo el grupo. Espero que triunféis.

BESOS

Rafa dijo...

Me bajé el disco, lo escuché, lo reescuché, lo rereescuché, y así hasta el infinito y más allá, porqué es fantástico.

Felicidades a los Manteca! por ofrecer de forma gratuita tan preciosa obra, y gracias Félix por el descubrimiento.