52nd Street themes

Lo que más me gusta de Joe Lovano es su clasicismo, su fe en el mainstream, y es que alguien tiene que mantener vivo esto. Con Scolohofo o como líder, Joe Lovano se ha caracterizado siempre por una ortodoxia maravillosa, un vamos-a-hacerlo-bien que nunca defrauda (quedan olvidados los escarceos con el avant-garde, el amor es así de benévolo) y aunque es capaz de hacerlo a su manera a mí me gusta por eso, por su clasicismo.
De hecho, hay temas en este álbum como Sippin’ at bells o Whatever possess’d me en que este noneto nos remite inevitablemente al Noneto Capitol de Miles Davis (Birth of the cool). Los músicos que acompañan al tenor de Lovano son: George Garzone y Ralph Lalama (también tenores), Steve Slagle (saxo alto), Gary Smulyan (saxo barítono), Tim Hagans (trompeta), Conrad Herwig (trombón), John Hicks (piano), Dennis Irwin (bajo) y Lewis Nash (percusión); un combo que son muchos combos, porque en los 13 temas de este disco suena siete veces el noneto, pero también hay un tema de saxo solo, un dúo, un trío, un cuarteto y dos sextetos, demasiados grupos en uno como para no reconocer de rodillas la versatilidad y la supremacía de Lovano al saxo.
A la altura de Lester Young, Lovano compila una colección de standards que nos remite a una época memorable, los años 40 y 50, cuando la Calle 52 era lo más, ya que reunía en sus aceras los mejores clubs de jazz de Nueva York: el Downbeat, el Onyx, el Three Deuces... Ian Carr, en su biografía de Miles Davis*, describe aquella Meca del jazz de este modo: “Una franja de edificios de color marrón entre las avenidas Quinta y Sexta confería su singular aspecto a la calle 52. Durante los primeros años del siglo cada edifico albergaba a una sola familia adinerada, pero hacia el final de la Ley Seca ya se habían dividido en pequeñas tiendas y clubes subterráneos. A mediados de la década de los cuarenta la calle estaba en su apogeo, con clubes como el Three Deuces, el Downbeat, el Famous Door, el Spotlite, Kelly’s Stables, el Yatch Club y el Onyx. Los sótanos, que parecían madrigueras, eran demasiado estrechos para las big bands y por lo tanto por todas partes florecían grupos pequeños”. Aquí acudía Miles Davis a escuchar y aprender a comienzos de los 40, allí acompañó al grupo de Charlie Parker en el Three Deuces a comienzos del 45 y allí se fraguaron las ideas de su cool y los conceptos de sus primeros discos como líder.
Volviendo al álbum de Lovano, encontramos momentos memorables y, por encima de todos, un tema que destaca, un tema en el que el setlist se detiene. Comienza a sonar y es como si lo hubiéramos puesto aparte, como un single con una sola canción (sí, soy de aquella época): Abstractions on 52nd street, un espléndido solo de saxo que dura todo el tema, hipnotizante, Lovano sacándose repertorio de la manga, sin red; impresionante.
El disco se crece a partir de este tema. De camino al clímax, más temazos para terminar de oír el disco como una epopeya. Primero, la melodía de la Calle 52 (52nd street theme), con doble solo de saxo incluido, un tema que suena a toda prisa, como si tuvieran que caber en cuatro minutos todas las sensaciones de esta calle que fue el paraíso del jazz en su día, para luego terminar con una versión almibarada al estilo de las orquestas de los años 50, de Embraceable you. Uno lo oye y se ve a sí mismo en blanco y negro en esta calle, en otra época.
Genial Lovano. Te traslada.
______
* Ian Carr, Miles Davis. The definitive biography, 1998 (disponible en España en RBA bolsillo: ISBN 978-84-89662209).

6 comentarios:

Erradizo dijo...

Describiendo un disco de esa manera, en el que se menciona: "Calle 52", "Miles Davis", "Lester Young", "hipnotizante", "climax", "epopeya"... se me hace difícil el resisitirme a escucharlo.

Gracias por la recomendación.

Un abrazo.
Roberto

GabA dijo...

me gusta tu blog, te agrrgo en mis links.
Abrazos
www.gabrielmirelman.com

Félix dijo...

Sólo me dejo llevar, Roberto. No a todos nos impresiona lo mismo.

Gabriel, correspondo a tu generosidad y te añado también a mis 'escogidos' enlaces. Espero tener la oportunidad de escucharte pronto. De momento, ya te he encontrado en Myspace.

Saludos a todos.

notwithoutyou dijo...

hola, buscando la pelicula El invierno en Lisboa he llegado a tu blog (que por cierto miraré cuando tenga algo de tiempo) y quería preguntarte cómo conseguiste la peli, porque he visto que está descatalogada. Hoy acabo de terminar el libro y me gustaría ver como la han adaptado al cine...

te dejo mi email por si podrias ayudarme, vale?

chaostheory@hotmail.es

Gracias

Sebastián dijo...

Totalmente de acuerdo. Como noneto, la mayoría de los temas suenan casi a Big Band, pero los registros son muy variados a lo largo de todo el disco. Efectivamente, "Abstractions On 52nd Street" es magistral; pero a mí también me gustan mucho la melancólica "Passion Flower" y los temas más descaradamente be-bop ("52 Street Theme", "Sippin'At Bells", "Charlie Chan", "The Scene Is Clean"). De todas formas, como más disfruto a Lovano es en trío o, a lo sumo, en cuarteto. ¿Conoces su "Trío fascination" con Elvin Jones y Dave Holland?

Félix dijo...

Sebastián,

no tengo el placer, pero ya estoy buscando 'Trio fascination' por cielo y tierra.

Me alegra que los reyes magos se hayan portado bien contigo. Confío en tener alguna vez la oportunidad de escucharte en directo.

Un saludo.